Datos personales

Mi foto
Córdoba, España
¡Bienvenidos!

domingo, 30 de agosto de 2015

Berenjenas blancas a la parmesana

Berenjenas blancas a la parmesana
Tengo unos familiares que siembran berenjenas blancas en su huerto ecológico y cuando comienza la producción de estas ricas hortalizas, siempre me regalan una buena cantidad. Este tipo de berenjena no es muy comercial y quizás sea desconocida para la mayoría de la gente, lo cual es una pena porque tienen un sabor ligeramente dulce, no son amargas, y nos ahorran el paso de ponerlas a sudar para que pierdan el gusto amargo.



Berenjenas blancas a la parmesana
Desde mi modo de ver con la berenjena blanca todo son ventajas, a mí me gustan más que las moradas, si las ven en alguna plaza de mercado, no se pierdan la oportunidad de probarlas.

Las berenjenas a la parmesana son un clásico de la cocina italiana, su preparación es muy sencilla, aunque en mi versión es algo entretenida por los tiempos de horneado. En la receta tradicional las rodajas de berenjenas se fríen antes de ser horneadas con la salsa y los quesos; no obstante, yo prefiero asarlas previamente en el horno para conseguir un plato más ligero. 


Berenjenas blancas a la parmesana
Si les gusta la receta, también pueden hacerla con berenjenas moradas, una vez que hayan cortado las rodajas, las ponen a sudar en un escurridor con una pizca de sal para que pierdan el sabor amargoNo olviden que me pueden encontrar en facebook. Manos a la obra!!!

Ingredientes para 6 personas:
3 berenjenas grandes o  4 medianas 
3 cucharadas de aceite de oliva
1 ajo finamente picado
1 cebolla blanca dulce finamente picada
1 kilo de tomates pera maduros
10 hojas de albahaca fresca 
Sal al gusto
1 cucharadita de azúcar (opcional)
3 bolas de mozzarella fresca (375 gramos)
100 gramos de queso parmesano recién rallado

Preparación:
Precalentamos el horno a 180 ºC. Lavamos las berenjenas, les retiramos las puntas y las cortamos en rodajas de 7 mm de espesor. Colocamos las rebanadas en una placa de horno, las pintamos con un poco de aceite de oliva y las sazonamos con una pizca de sal. Horneamos las berenjenas por 30 minutos hasta que estén blandas, en mitad del tiempo de cocción les damos la vuelta para que se cocinen uniformemente.


Berenjenas blancas
Preparamos la salsa de tomate. Rallamos los tomates, reservamos su pulpa y desechamos las cascaras. En una cazuela calentamos a fuego medio 3 cucharadas de aceite de oliva. Sofreímos la cebolla junto con el ajo, cuando la cebolla esté suave y ligeramente dorada, agregamos la pulpa de tomate. Removemos y dejamos cocinar la salsa a fuego medio hasta que reduzca casi a la mitad, ésta debe quedar espesa. Al final de la cocción, sazonamos con una pizca de  sal al gusto y en caso de ser necesario añadimos una cucharadita de azúcar para corregir la acidez. Retiramos la salsa del fuego, lavamos las hojas de albahaca y las incorporamos en la salsa.


Procedemos a montar nuestro plato. Les recomiendo que después de sacar el queso mozzarella de la salmuera, lo sequen con papel absorbente de cocina para quitarle el exceso de humedad. Extendemos un poco de salsa de tomate en la fuente de hornear, colocamos una capa de berenjenas, una de salsa y cubrimos con queso mozzarella en rodajas y un poco de queso parmesano. Volvemos a colocar otra capa de berenjenas, una de salsa y otra capa de quesos. Repetimos ese orden hasta agotar los ingredientes, finalizando con una capa de salsa y de quesos. Con estas cantidades hice tres capas de berenjenas. Finalmente, introducimos la fuente en el horno precantelado a 200 ºC  y horneamos durante 35 minutos. 


Servimos y a disfrutar!! 


Hasta pronto!!!

16 comentarios:

  1. Como me gustan a mi las berenjenas!! y estas te han quedado para chuparse los dedos!! Bs.

    ResponderEliminar
  2. Es uno de mis platos favoritos!!besos

    ResponderEliminar
  3. Me encanta la berenjena pero nunca las he visto blancas, se ven sabrosisimas!
    Bs!

    ResponderEliminar
  4. Hola Clara!! Nunca había visto éstas berenjenas, y mira que también tengo un huerto ecológico, desde luego el plato tiene una pinta espectacular, se me hace la boca agua!! Besotes!!

    ResponderEliminar
  5. Hola Clara. Excelente receta. Me quedo divino. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te gustara la receta. Saludos!

      Eliminar
  6. Buenisima,, yo tengo berengenas blancas en mi huerto

    ResponderEliminar
  7. Una delicia;,, este año tengo berengena blanca en mi huerto. Me salvaste con la receta.👌👌👌😋😋😋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste la receta, saludos!

      Eliminar
  8. Hola Clara , muy buena la receta . Una pregunta puedo usar la blanca igual para hacer escabeche ?

    ResponderEliminar
  9. Hola!! Se ve delicioso el platillo. Que suerte que puedas tener acceso a ellas, me encantaría tener un huerto ecológico, pero en casa no hay espacio y no conozco a nadie que tenga uno. Muchas gracias por presentarnos las berenjenas blancas, yo no las conocía y mira que tampoco sabía que la berenjenas se ponían a sudar, con razón la única vez que me anime con ellas no me gustaron porque me parecieron amargas, ahora intentaré la receta otra vez. Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, algunas berenjenas moradas tienen un sabor amargo que se puede eliminar poniéndolas a sudar con sal.

      Eliminar
  10. Pues no conocía las berenjenas blancas, me parecen preciosas! Y la receta todo un clásico siciliano, que siempre causa furor. Me ha gustado el detalle de hornearlas en vez de freírlas para aligerar el plato Clara. Recetón! Un besazo =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Miguel, me alegra que te guste la receta. Gracias por visitarme!

      Eliminar

Agradezco sus comentarios!